Sustancia Económica en NIF

ventasaum

 

De la autoria de nuestro amigo L.C Eduardo Cruz Marquez

sustancia económica en NIF

 

Dentro de la jerarquía de conceptos plasmada en las Normas de Información Financiera esta la Norma NIF A-1, estableciendo para este fin ocho postulados básicos.

* El postulado de sustancia económica obliga a la captación de la esencia económica en la delimitación y operación del sistema de información contable;

* El de entidad económica se incorpora para delimitar e identificar al ente económico y

* El de negocio en marcha para asumir su continuidad;

* El de devengación contable, asociación de costos y gastos con ingresos,

 *El de valuación, dualidad económica y consistencia, constituyen los fundamentos básicos para reconocer los efectos derivados de las transacciones y transformaciones internas que lleva a cabo una entidad, así como de otros eventos que
la afectan económicamente.

Por lo que adicionalmente, la NIF A-2 incorpora como nuevo postulado que es la sustancia económica; este concepto era anteriormente clasificado por el Boletín A-1 solo como una característica de la información contable, ahora en 2015 se eleva al rango de postulado básico .

por lo cual se puede DEFINIR LA SUSTANCIA ECONÓMICA COMO :  un fundamento clave que rige la operación del sistema de información contable; dicho sistema debe ser configurado en forma tal que pueda ser capaz de captar la esencia económica del ente emisor de información financiera y de reconocer las transacciones, transformaciones internas y otros eventos, que afectan económicamente a la entidad, de acuerdo con su realidad económica y no sólo conforme a su forma legal.

Debe otorgarse, en consecuencia, prioridad al fondo o sustancia económica sobre la forma legal.

Ello es debido a que la forma legal de una operación puede tener una apariencia diferente al auténtico fondo económico de la misma y, en consecuencia, no reflejar adecuadamente su incidencia en la situación económico-financiera. Por ende, las formalidades jurídicas deben analizarse en un contexto adecuado, a la luz de la sustancia económica, a fin de que no la tergiversen y con ello distorsionen el reconocimiento contable.

En este contexto, este postulado básico establece las bases concretas que deben observarse para reconocer contablemente los elementos que integran los estados financieros en un momento determinado y comprenden normas de valuación, presentación y revelación. Estas deben elaborarse atendiendo a dos aspectos fundamentales: la identificación de la sustancia económica de las transacciones, de las transformaciones internas que una entidad lleva a cabo y de otros eventos, que la afectan, así como un apego estricto al MC(Marco Conceptual).

La premisa de que una entidad no debe cambiar las normas particulares que utiliza, puede exceptuarse sólo si se efectúa un cambio como consecuencia de la emisión, modificación o derogación de una NIF o si la entidad justifica el uso de un método o procedimiento alternativo sobre la base de que éste, por alguna razón, mejora la calidad de la información para reflejar la sustancia económica de las operaciones. La responsabilidad de justificar cambios en las normas particulares que utiliza una entidad recae en su administración.

Un cambio en la aplicación de una norma particular puede ser necesario en respuesta a un cambio en las prácticas u operaciones de la entidad y en su entorno. No debe aplicarse el tratamiento retrospectivo cuando se adopte o modifique una norma particular:

a) sobre operaciones que se presentan por primera vez en la entidad, o

b) que genera efectos que no fueron importantes en periodos anteriores.

Por lo antes expuesto la Comisión de Normas de Información Financiera  llega a la conclusión derivado de los postulados y se ratifica la decisión de establecer el concepto de sustancia económica como un postulado esencial 

El CINIF considera que la definición del postulado de sustancia económica es clara y corresponde a lo establecido en el MC (Marco conceptual) del IASB.( Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (International Accounting Standards Board, IASB) ,  por lo que  la sustancia económica y la forma de una operación coinciden; sin embargo, cuando esto no sea así, debe darse prioridad a la sustancia económica. Ello es debido a que la forma de una operación puede tener una apariencia diferente al auténtico fondo económico de la misma y, en consecuencia, no reflejar adecuadamente su incidencia en la situación económico-financiera de la entidad.

Por ejemplo, si un contrato se denomina como arrendamiento operativo y contempla un activo del que se están adquiriendo todos los beneficios económicos de la propiedad al inicio del contrato, y si adicionalmente, se asumen los riesgos de la propiedad sobre el activo, entonces la operación, independientemente de la denominación legal del contrato, debe calificarse como un arrendamiento financiero y no como un contrato de arrendamiento operativo.

En la NIF A-4, la confiabilidad se encuentra asociada con las características de veracidad,representatividad, objetividad, verificabilidad e información suficiente por lo que se hace mayor énfasis a la necesidad de que la información sea representativa para lograr información confiable.

Por lo que se concluye que la sustancia económica  constituye un fundamento clave que rige la operación del sistema de información contable en su conjunto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>